Publica una oferta

Empleos de Construcción

Descripción

Los profesionales de este sector trabajan en obras de construcción o en departamentos que ejecuten labores de mantenimiento. En tal sentido, se encargan de construir, mantener y reparar estructuras residenciales, comerciales o industriales, al igual que vías o instalaciones públicas. Debido a las tareas que realizan, esos individuos están expuestos a realizar sus labores en condiciones o posiciones incómodas, que pueden incluir trabajar en alturas elevadas, exteriores o en ambas circunstancias. Además de ello, sus jornadas laborales tienden a ser flexibles y pueden extenderse a horas nocturnas y fines de semana.


Tanto la seguridad como la productividad son factores claves en la industria de la construcción. En virtud de ello, a fin de prevenir riesgos sin afectar el nivel de eficiencia, los profesionales del área deben planificar, medir y prever de manera estratégica. Además, gran parte de las labores de este sector requieren una atención excepcional a los detalles, buenas habilidades manuales, resistencia y fuerza física.

Labores diarias

Los profesionales en el área de la Construcción cumplen con las siguientes responsabilidades:


  • Leer e interpretar los cálculos presentes en croquis y planos, además de estar en la capacidad de realizar diagramaciones.
  • Construir, instalar, conservar, reparar y destruir estructuras y sus componentes.
  • Inspeccionar y probar equipos, sistemas y estructuras con sus componentes, además de brindar soluciones alternas una vez se hayan identificado las averías.
  • Analizar, recopilar, calcular y comparar información para hacer seguimiento del estado de equipos y estructuras, además de suministrar estimaciones precisas de los trabajos a ejecutar.
  • Limpiar apropiadamente una vez concluido el trabajo y mantener la organización durante la ejecución del proyecto.
Habilidades

Todos los profesionales en el área de la Construcción comparten las mismas cualidades, las cuales incluyen, entre otras, las abajo mencionadas:


  • Prestar una atención excepcional a los detalles, además de poseer buenas habilidades manuales y el enfoque para brindar un trabajo pulcro.
  • Tener fuerza física y estar en la capacidad de permanecer de pie, agacharse y arrodillarse por largos periodos de tiempo.
  • Poseer un gran sentido de ética y garantizar que todas las operaciones cumplan con los requerimientos de seguridad establecidos y con los estándares de satisfacción al cliente.
  • Estar en la capacidad de solucionar problemas, tomar decisiones y tener pensamiento estratégico y analítico.
  • Ser lo suficientemente creativo como para desarrollar nuevos enfoques y perspectivas a ser aplicados en brindar soluciones innovadoras a los problemas.
  • Estar en la capacidad de trabajar en varios proyectos a la vez, además de planificar las actividades laborales de manera eficiente para priorizar y prevenir fallos y amenazas.
  • Estar en la capacidad de trabajar tanto como parte de un equipo, como de manera eficiente.
  • Ser proactivo, tener iniciativa, poseer la habilidad de auto-supervisión, ser flexible, perseverante y estar comprometido con su trabajo.

Por lo general, en España no se pide un tipo de formación especial para desempeñarse en este campo; sin embargo, tener un título profesional técnico le otorga un valor agregado al perfil del candidato. Asimismo, la forma de iniciarse en el área suele ser a través del rol de ayudante en alguna de las especialidades por al menos 2 años, lo cual permite irse formando en cada especialidad.


Asimismo, los profesionales de este ramo deben dominar lo concerniente a los estándares de salud y seguridad laboral, además de la legislación aplicable al sector de la construcción y las técnicas y herramientas necesarias para desempeñar su labor.